Whatsapp tiene normas invasivas de uso y por ello gana adeptos Telegram

Whatsapp tiene normas invasivas de uso y por ello gana adeptos Telegram

Whatsapp tiene normas invasivas de uso y por ello gana adeptos Telegram. Recientemente apareció un banner explicativo con las nuevas condiciones para seguir intercambiando mensajes.

Whatsapp tiene normas invasivas de uso y por ello gana adeptos Telegram. La actualización de los términos de uso implica la integración total de datos de Whatsapp con Facebook.

Para continuar usando esta herramienta deberá aceptarse esta integración, esto incluiría la transferencia de:

“La información de registro de tu cuenta (como tu número de teléfono), datos de operaciones, información relacionada con el servicio, información sobre cómo interactúas con los demás (incluidas las empresas) cuando usas nuestros servicios, información sobre tu dispositivo móvil y la dirección IP; además, es posible que compartamos otros datos según se describe en la sección “Información que recopilamos” de la Política de privacidad, así como la información que obtengamos con tu consentimiento o mediante previo aviso.”

Una vez que el usuario acepta estos nuevos términos de Whatsapp, acepta de forma automática la transferencia de los datos a Facebook a excepción de las conversaciones, que continúan siendo privadas.

Desde la red social creada por Mark Zuckerberg anunciaron que bajo ningún punto de vista Facebook accederá a las conversaciones. Sin embargo SI accederá al resto de los elementos que sirven la identificación del usuario.

Los intercambios de mensajes de Whatsapp continuarán cifradas de punto a punto, por lo tanto nadie puede acceder a ellas.

¿Cuáles son esos datos sensibles?

El número telefónico, modelo de móvil, la IP. WhatsApp sostiene que recopila información de los usuarios “para operar, proporcionar, mejorar, entender, personalizar, respaldar y promocionar” sus servicios. Dentro de esta información está el número de teléfono, la información básica del perfil, la ubicación del dispositivo, los contactos, los estados compartidos, entre otros.

La aplicación también recopila información sobre la actividad del usuario en la aplicación (ajustes, interacción, frecuencia), de diagnóstico de servicio, o del dispositivo y la conexión (modelo, sistema operativo, nivel de carga de la batería, zona horaria, dirección IP). Instala cookies “para operar y proporcionar los servicios, además de proporcionar servicios basados en Internet, mejorar las experiencias, entender cómo se usan los servicios y personalizarlos”.

El servicio de mensajería remarcó: “Ambas partes podemos usar la información que recibimos para operar, proporcionar, mejorar, entender, personalizar, respaldar y promocionar nuestros Servicios y sus ofertas, incluidos los productos de las empresas de Facebook”, explica WhatsApp en su Política de Privacidad. La medida generó rechazo en los usuarios de este servicio, motivo por el cual muchos dedieron desinstalarlo y pasar a usar Telegram, exento de estas condiciones de uso.

¿Cómo instalar Telegram?

Se puede acceder ingresando a este enlace de Playstore.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *